La falta de contaminación lumínica hace que Berdún sea un lugar ideal para ver y fotografiar las estrellas.